Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Alfonso Peláez Lorenzo

Alfonso Peláez Lorenzo

                Alfonso Peláez Lorenzo. (Arquillinos, Zamora. 1956). Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid. Durante los 80 desempeñó puestos de responsabilidad en una de las agencias de publicidad más exitosas de la década. Posteriormente, en 1991, fundó como socio mayoritario CSM, donde ha desarrollado el resto de su carrera profesional asesorando, en el área del marketing, a importantes empresas de alimentación, electrodomésticos, productos sanitarios, o seguridad vial. 

                Empezó a escribir pronto, pero a publicar tarde. Hoy se dedica de pleno a la literatura. De 2015 a 2018 formó parte de la Junta Directiva de la Asociación Cultural Colectivo Rousseau, desde donde ha organizado e impulsado ciclos de cine, conferencias y debates de actualidad. La suma de su afición al cine y a la historia dio como resultado, a finales de 2019, el ensayo El cine de la Gran Guerra. Un reflejo del horror. Su primera obra de ficción había sido la novela Antaño en Paramollano, (Oportet, 2016).

 

Novenario a San Roque
Comprar

Novenario a San Roque

Alfonso Peláez Lorenzo

Una odisea personal determinada por la gripe española de 1918

Comprar
Sinopsis de Novenario a San Roque

Pablo Miranda, un escritor aficionado, rescata un cuaderno de viaje, custodiado por la tía Malena hasta su fallecimiento, víctima de la COVID-19 en la primavera de 2020. En él va a descubrir toda una historia trepidante y convulsa, llena de energía y horror. Gracias a Miranda descubriremos, en clave de aventura, los nueve días que pasó el teniente francés Henri Volpatte en Muradela, durante el mes de octubre de 1918, mientras esta ciudad sufría las consecuencias aterradoras del segundo brote de la gripe española. Volpatte, soldado herido en el frente, había llegado a Muradela para conocer el románico de la ciudad, empujado por la nostalgia de un tiempo sin guerra en el que ejercía de profesor de historia del arte.  

La venida del francés provocará toda una sacudida en aquella ciudad trasnochada que avanza al ritmo de sus costumbres y tradiciones, todas ellas inviolables; algo que Henri desconoce y quebrantará en más de una ocasión, aunque siempre movido por su buena fe. Enseguida se le acusa de haber traído el contagio de Francia. Comienza a sufrir acoso por las calles. Genoveva Merchán, una acaudalada terrateniente, mujer libre y adelantada a su época, se convertirá en su protectora, refugiándolo en Valfresneda, la dehesa que posee su familia. 

Pese a la protección de la dueña, el teniente sufre un rechazo inesperado por parte de los jornaleros y ha de volver a la ciudad. Su situación se enmaraña y termina por comprender que su vida corre peligro. Solo la audacia y la energía de Genoveva, junto con los medios de don Adolfo Pisón, un fabricante y exportador de harinas, posibilitarán la puesta a salvo de Volpatte. 

En esta novela, la segunda y muy esperada del autor, un lenguaje rico, abrupto y muy expresivo impulsa un ritmo que por trechos deja al lector sin aliento. Pero quizás lo más relevante de la obra sean la ternura y la humanidad, a veces también la mordacidad, con la que se nos presentan el dolor, la superstición y la desolación de aquella pobre gente. Desgraciadamente la pandemia actual otorga plena vigencia a la sinrazón vivida por Volpatte hace un siglo durante la gripe española de 1918, en una minúscula ciudad duramente castigada.

 

 

Pablo Miranda, un escritor aficionado, rescata un cuaderno de viaje, custodiado por la tía Malena hasta su fallecimiento, víctima de la COVID-19 en la primavera de 2020. En él va a descubrir toda una historia trepidante y convulsa, llena de energía y horror. Gracias a Miranda descubriremos, en clave de aventura, los nueve días que pasó el teniente francés Henri Volpatte en Muradela, durante el mes de octubre de 1918, mientras esta ciudad sufría las consecuencias aterradoras del segundo brote de la gripe española. Volpatte, soldado herido en el frente, había llegado a Muradela para conocer el románico de la ciudad, empujado por la nostalgia de un tiempo sin guerra en el que ejercía de profesor de historia del arte.  

La venida del francés provocará toda una sacudida en aquella ciudad trasnochada que avanza al ritmo de sus costumbres y tradiciones, todas ellas inviolables; algo que Henri desconoce y quebrantará en más de una ocasión, aunque siempre movido por su buena fe. Enseguida se le acusa de haber traído el contagio de Francia. Comienza a sufrir acoso por las calles. Genoveva Merchán, una acaudalada terrateniente, mujer libre y adelantada a su época, se convertirá en su protectora, refugiándolo en Valfresneda, la dehesa que posee su familia. 

Pese a la protección de la dueña, el teniente sufre un rechazo inesperado por parte de los jornaleros y ha de volver a la ciudad. Su situación se enmaraña y termina por comprender que su vida corre peligro. Solo la audacia y la energía de Genoveva, junto con los medios de don Adolfo Pisón, un fabricante y exportador de harinas, posibilitarán la puesta a salvo de Volpatte. 

En esta novela, la segunda y muy esperada del autor, un lenguaje rico, abrupto y muy expresivo impulsa un ritmo que por trechos deja al lector sin aliento. Pero quizás lo más relevante de la obra sean la ternura y la humanidad, a veces también la mordacidad, con la que se nos presentan el dolor, la superstición y la desolación de aquella pobre gente. Desgraciadamente la pandemia actual otorga plena vigencia a la sinrazón vivida por Volpatte hace un siglo durante la gripe española de 1918, en una minúscula ciudad duramente castigada.

 

 

Últimos libros de Alfonso Peláez Lorenzo

Bibliografía de Alfonso Peláez Lorenzo

Cargando...