Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Elisabeth Kübler-Ross
Zurich, Suiza, 1926
Scottsdale, Arizona, Estados Unidos, 2004
Elizabeth Kübler-Ross

Elisabeth Kübler-Ross

Zurich, Suiza, 1926
Scottsdale, Arizona, Estados Unidos, 2004

Elizabeth Kübler-Ross nació en Zúrich, Suiza, en 1926 y murió en Scottsdale,  Arizona, en 2004. Cursó la carrera de medicina  y psiquiatría y se especializó en estudios sobre la muerte y los cuidados paliativos.  La necesidad de abordar científicamente qué experimentaban los moribundos surgió, según su propio testimonio, en su juventud, cuando tomó la decisión de participar como voluntaria, junto a equipos norteamericanos,  en la recuperación del campo de concentración de Meidaneck, Polonia. Este aprendizaje  la llevó a investigar la experiencia final de la vida y a trabajar, durante más de veinticinco años, en las secciones de enfermos terminales de diversos hospitales de Estados Unidos.  Su infatigable labor ha sido reconocida  y aclamada en todo el mundo, no sólo con veintitrés doctorados honoríficos, sino  también con el beneplácito de millones  de lectores. Kübler-Ross fue nombrada una de las mentes más brillantes del siglo XX por la revista Time y muchos la consideran una de las mujeres más heroicas e influyentes de todos los tiempos. Es autora de una veintena de libros que han sido traducidos a veintisiete idiomas.

La muerte: un amanecer
Comprar

La muerte: un amanecer

Elisabeth Kübler-Ross

Nueva edición con CD del bestseller de la reconocida doctora y psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross.

Comprar
Sinopsis de La muerte: un amanecer

El trabajo de la doctora Kübler-Ross nos confirma que la muerte es un pasaje hacia otra forma de vida y nos hace comprender que la experiencia de la muerte es casi idéntica a la del nacimiento, puesto que se trata del inicio de otra existencia, el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo y oyendo, comprendiendo y riendo, y en el que se tiene la posibilidad de perseverar en el crecimiento espiritual.

Morir es trasladarse a una casa más bella, se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como la mariposa abandona su capullo de seda.

Gracias a ella sabemos que una luz brilla al final, y que a medida que nos aproximamos a esa luz nos sentimos llenos del amor más grande, indescriptible e incondicional que podamos imaginar.

El trabajo de la doctora Kübler-Ross nos confirma que la muerte es un pasaje hacia otra forma de vida y nos hace comprender que la experiencia de la muerte es casi idéntica a la del nacimiento, puesto que se trata del inicio de otra existencia, el paso a un nuevo estado de conciencia en el que se continúa experimentando, viendo y oyendo, comprendiendo y riendo, y en el que se tiene la posibilidad de perseverar en el crecimiento espiritual.

Morir es trasladarse a una casa más bella, se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como la mariposa abandona su capullo de seda.

Gracias a ella sabemos que una luz brilla al final, y que a medida que nos aproximamos a esa luz nos sentimos llenos del amor más grande, indescriptible e incondicional que podamos imaginar.

Bibliografía de Elisabeth Kübler-Ross

Cargando...