Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Jaime Manrique
Jaime Manrique Ardila ©Isaías Fanlo
©Isaías Fanlo

Jaime Manrique

Poeta, narrador y ensayista, ha escrito su obra en español y en inglés. Recibió el Premio Nacional de Poesía Eduardo Cote Lamus en 1975 por su primer libro, Los adoradores de la luna. Ha publicado, tanto en español como en inglés, los libros El cadáver de papá (1978; Seix Barral, 2019), Notas de cine (1979), Oro colombiano (1983), Luna latina en Manhattan (1992), Twilight at the Equator (1997), Maricones eminentes: Arenas, Lorca, Puig y Yo (2000), Nuestras vidas son los ríos (2006; Seix Barral, 2019), El callejón de Cervantes (2012) y Como esta tarde para siempre (Seix Barral, 2018).
Algunos de sus poemarios son Mi noche con Federico García Lorca (1995), Tarzán, mi cuerpo, Cristóbal Colón (2000) y El libro de los muertos (poemas selectos 1973-2015) (2016). En 2000, recibió una beca de la Fundación John Simon Guggenheim, y en 2007, Nuestras vidas son los ríos recibió el International Latino Book Award a mejor novela histórica. La versión original en inglés de Como esta tarde para siempre fue publicada en 2019 por Akashic Books en Nueva York y fue finalista del Lambda Book Award del 2020 como mejor novela gay del año. Actualmente, Manrique es Distinguished Lecturer del City College de Nueva York. Su obra ha sido traducida a quince idiomas.

Si me ves por el camino
Comprar

Si me ves por el camino

Jaime Manrique

Desde que Jack Johnson 'El gigante de Galveston' ganó el primer título de los pesos pesados como afroamericano, no ha habido mejor homenaje que convertirlo en el motivo de una hermosa fábula.

Comprar
Sinopsis de Si me ves por el camino
"No es el corazón el que va a matarme, sino la crueldad de este mundo", dice el centenario profesor a Gaspar, un pequeño que ha asistido, en la primera página de la novela al asesinato de sus padres, en Tosnován, un paraje perdido en alguna serranía cercana de Barranco de Loba, donde el gallo Jack Johnson, el burro Bill Clinton, la dulce Shokananda y el pequeño Gaspar vivirán una historia que, como los grandes encuentros, les cambia la vida para siempre.
 
Algunas vez, por allá en 1959, Gabriel García Márquez dijo que la novela colombiana estaba en crisis pues se había dedicado a contar muertos y no qué le había pasado a los vivos tras el arrasamiento. Esta fábula de Jaime Manrique Ardila se ocupa, precisamente, de desvelar ese aserto setenta años y miles de muertos después. Y si hablamos de García Márquez es porque esta novela es un homenaje a El coronel no tiene quien le escriba.
 
Se trata de una conmovedora historia que junta a un gallo de pelea, a un anciano y a un niño cuando toda la violencia sobre un pequeño poblado ha ocurrido. Porque tanto el niño y el anciano –familiares lejanos– descubren su amistad a través de la lectura del cataqueño más famoso de todos los tiempos. El anciano y el niño están unidos por la desgracia pero en medio de ella encuentran la esperanza. Si me ves por el camino nos habla con belleza de la amistad con los animales. 
 
 
 
"No es el corazón el que va a matarme, sino la crueldad de este mundo", dice el centenario profesor a Gaspar, un pequeño que ha asistido, en la primera página de la novela al asesinato de sus padres, en Tosnován, un paraje perdido en alguna serranía cercana de Barranco de Loba, donde el gallo Jack Johnson, el burro Bill Clinton, la dulce Shokananda y el pequeño Gaspar vivirán una historia que, como los grandes encuentros, les cambia la vida para siempre.
 
Algunas vez, por allá en 1959, Gabriel García Márquez dijo que la novela colombiana estaba en crisis pues se había dedicado a contar muertos y no qué le había pasado a los vivos tras el arrasamiento. Esta fábula de Jaime Manrique Ardila se ocupa, precisamente, de desvelar ese aserto setenta años y miles de muertos después. Y si hablamos de García Márquez es porque esta novela es un homenaje a El coronel no tiene quien le escriba.
 
Se trata de una conmovedora historia que junta a un gallo de pelea, a un anciano y a un niño cuando toda la violencia sobre un pequeño poblado ha ocurrido. Porque tanto el niño y el anciano –familiares lejanos– descubren su amistad a través de la lectura del cataqueño más famoso de todos los tiempos. El anciano y el niño están unidos por la desgracia pero en medio de ella encuentran la esperanza. Si me ves por el camino nos habla con belleza de la amistad con los animales. 
 
 
 

Bibliografía de Jaime Manrique

Cargando...